Cóctel de sentimientos.

-¿Has oído hablar del amor?
-Claro, como para no oír hablar de él
-¿Lo has sentido alguna vez?
¿Qué quieres decir?
-¿Has estado enamorado alguna vez?
-Pues... Creo que sí ¿Porqué me haces estas preguntas?
-¿Te lo explico? Quiero decir, ¿Te cuento lo que siente alguien enamorado?
-Pero... Bueno, si te apetece. Adelante, cuéntame.
-Es una sensación extraña. Me pasa cuando estoy cerca de ti.
-¿Cerca de mí? ¿Estas segura de lo que estas diciendo?
-Espera, deja que acabe.
-Vale, vale...
-Te cuento, es como volar...
-¿Volar?
-Sí, volar. Cuando me tocas, cuando hablo contigo, al verte, cuando me rozas, al sentir tu olor... Es como volar, ya que las piernas me tiemblan de tal manera que parecen no estar sobre el suelo.
-Pero...
-Espera, espera. También siento que muero.
-¿Que mueres?
-Sí. Cuando te dan esos ataques y le hablas mal a Diestro y Siniestro... Siento tal vacío que las lágrimas no hacen mas que salir desesperadas. O cuando tienes exámenes y te agobias y no haces mas que hablar con borderias. O también cuando siento que soy una molestia para ti.
-Nunca eres una molestia.
-Déjame acabar. Es un cóctel de sentimientos: tristeza, felicidad, amargura, esperanza, fe, dolor, desamor, sonrisas, lágrimas, soledad, alegría... Pero sobre todo amor. También hago estupideces como por ejemplo escribir la inicial de tu nombre en cualquier lugar, soñar contigo, despertar pensando en ti, irme a dormir con el mismo pensamiento de la mañana, echarte de menos a los dos minutos que te vas, pensar en ti cada minuto, sonreír al recordar tus palabras... Y llorar al recordar que nunca, nuca estarás junto a mi, dándome la mano al caminar por la calle ni llamándome 'princesa'
Ah, si no te quedaba claro, te quiero, mucho. Es mas, estoy enamorada de ti.